Greening | Noticias

Las claves del nuevo reglamento del mercado eléctrico y posibles tarifas para 2020

¿Cómo afectará a España el Reglamento (UE) 2019/943 que ordena el mercado eléctrico? A partir del 1 de enero de 2020, España se tiene que adaptar a esta nueva norma que puede cambiar sustancialmente los recibos de la luz. ¿Quieres saber en qué? Hoy te enumeramos en el blog Greening las claves del nuevo reglamento del mercado eléctrico, así como las posibles tarifas que plantea la CNMC.

Para que te hagas una idea general, el nuevo reglamento pretende eliminar recibo de la luz de los ciudadanos españoles aquellos conceptos que nada tengan que ver con la oferta, la demanda y el precio de la energía. También quiere contribuir a la integración eficiente de la electricidad generada a partir de fuentes de energía renovables y al aumento de la eficiencia energética.

OBJETIVOS DEL NUEVO REGLAMENTO DEL MERCADO ELÉCTRICO

No son pocas las novedades de la nueva directiva europea a la que le quedan pocos meses para ver la luz.

Según el texto, los precios deben estipularse “en función de la oferta y la demanda” y las tarifas de acceso tendrán que ser transparentes y ajustarse “a los costes reales”.

Además insta a que las normas del mercado hagan posible la descarbonización del sistema eléctrico “permitiendo la integración de la electricidad procedente de fuentes de energía renovables y proporcionando incentivos para la eficiencia energética”.

Si te interesa este tema en profundidad, aquí puedes leer al completo el Reglamento (UE) 2019/943, . Si no tienes tiempo para una lectura pausada, te dejamos a continuación varios puntos clave, algunos de los cuales tienen muy en cuenta las participación en el mercado de las energías renovables.

Las claves del nuevo Reglamento del mercado eléctrico

PUNTOS CLAVES DEL NUEVO REGLAMENTO DEL MERCADO ELÉCTRICO

  • Los precios se formarán en función de la oferta y la demanda.

 

  • Las tarifas de acceso a las redes nacionales aplicadas por los gestores de las redes, incluidas las aplicadas por la conexión a las redes, el uso de las redes y, en su caso, los refuerzos de las redes relacionados, deberán ajustarse a los costes y ser transparentes.

 

  • Se facilitará el desarrollo de una generación sostenible con baja emisión de carbono y una demanda más flexible.

 

  • Se dará a los clientes la posibilidad de beneficiarse de oportunidades de mercado y de una mayor competencia en los mercados minoristas y se les facultará para que actúen como participantes en el mercado de la energía y en la transición energética

 

  • La participación en el mercado de los clientes finales y las pequeñas empresas se hará posible mediante la agregación de la generación de electricidad a partir de instalaciones de generación o de la carga desde múltiples instalaciones de respuesta a la demanda.

 

  • Se eliminarán progresivamente los obstáculos a los flujos transfronterizos de electricidad entre las zonas de oferta o los Estados miembros.

 

  • Todo los productores serán directamente o indirectamente responsables de vender la electricidad que generan.

 

  • Las normas del mercado permitirán el despacho eficiente de los activos de generación, del almacenamiento de energía y de la respuesta de la demanda.

 

  • Las normas del mercado permitirán la entrada y salida de empresas de generación de electricidad, almacenamiento de energía y suministro de electricidad en función de su evaluación de la viabilidad económica y financiera de sus operaciones.

 

  • Los participantes del mercado tienen derecho a obtener acceso a las redes de transporte y distribución en condiciones objetivas, transparentes y no discriminatorias.

 

Por su parte, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), el otro organismo que se reparte la gestión eléctrica con el Gobierno, ha lanzado una propuesta para repartir los costes al modificar los periodos tarifarios, tanto en potencia como en energía consumida. La circular, que puedes leer aquí, propone tarifas distintas hasta en seis periodos de una jornada.